La experiencia incluye una visita a los viñedos más especiales de la bodega, donde se mostrará a los participantes cómo reconocer el punto de maduración correcta de la uva, y comprobar su calidad. Además, se les enseñará a vendimiar la cepa a mano y podrán practicar el tradicional pisado de la uva como lo hacían los primeros viticultores de la Ribera del Duero. Y finalizaremos con un pícnic con copa de vino y tapas.

Una iniciativa que descubre a los asistentes los secretos de la elaboración del vino de una manera lúdica y adaptada a toda la familia.

Hasta el 15 de octubre

Precio: 
25